El rol de los clubes de barrio como factor de inclusión y contención social

Tengo una sensación rara. Gris, desasosegada. Demasiado silencio y oscuridad. Me rodea, me invade. Hoy que mi hijo juega allí, sin dudas soy parte de su comunidad. Tal vez por eso me llegue más. Podría decirse que siempre la integré, aunque en mi niñez mi pertenencia tenía más que ver con la calle. Hoy decir…