Puntapié inicial: Karina Morales

La historia del deporte argentino sumó, fundamentalmente a partir de las últimas décadas, un lugar preferencial para destacadas mujeres que han influido decisivamente en sus disciplinas, abriendo el camino para las que vendrían más adelante. Así como el tenis femenino se instaló con fuerza gracias a la irrupción de Gabriela Sabatini, o el hockey sobre césped consolidó su masividad desde la aparición de Luciana Aymar, el fútbol femenino también tuvo un antes y un después en su reconocimiento popular a partir de la figura pionera de Karina Morales. 

getImageBlog

Hasta bien entrada la década del ’90, las mujeres corriendo detrás de la número cinco eran más bien una rareza. Mientras algunas se mezclaban en los picados con los varones, las más osadas se animaron a vencer los prejuicios y se sumaron a los primeros clubes que comenzaban a armar sus equipos femeninos para participar del incipiente Campeonato de Fútbol Femenino. Este torneo se empezó a disputar en nuestro país desde el año 1991, y contó en su primera edición con ocho clubes: River Plate, Boca Juniors, Excursionistas, Independiente, Yupanqui, Deportivo Español, Deportivo Laferrere y Sacachispas.

Yupanqui, el club donde se inició Karina Morales, saltó a la fama con este comercial.

Karina Morales había nacido en la Capital Federal en 1971 y con sólo 16 años se incorporó a las filas de Yupanqui, aunque apenas un año más tarde, pasaría a River donde desarrolló su exitosa carrera deportiva. Esta delantera, zurda y habilidosa, alcanzó una fama singular hacia 1998, producto del pico de popularidad que por aquel entonces estaba atravesando este deporte en nuestro país, aunque por cuestiones comerciales lamentablemente no pudo sostener en el tiempo.

Su despegue mediático se debió en gran parte a la inusitada repercusión con que contó el Campeonato Sudamericano de Fútbol Femenino disputado en Mar del Plataen 1998. Este certamen, televisado por primera vez y que contó con la inusual cobertura de 25 medios entre locales marplatenses y otros nacionales, le sirvió de vidriera a una Morales que fue la figura de la Selección Argentina que terminó en el 2º lugar, detrás del multicampeón Brasil. Venía de ser pieza clave en los cinco títulos consecutivos conseguidos por River entre 1993 y 1997, donde además se había consagrado goleadora de los dos últimos torneos.

Enelpre-mundialMardelPlata1998Plantel argentino que participó del Campeonato Sudamericano de Fútbol Femenino disputado en Mar del Plata en 1998.

Tal fue su nivel de exposición que comenzó a participar ese mismo año del recordado programa de entretenimientos “Locos por el Fútbol”, que conducía Matías Martin por Canal 13. Este ciclo televisivo convocaba cada domingo una multitud de público en cada uno de los diferentes estadios de todo el país desde donde se emitía. Allí, Morales era la encargada de patearle penales a los participantes escogidos entre el público, y cada tanto, integraba el equipo del programa junto con el propio Martin, Mario Kempes, Hugo Gatti, el Pato Fillol y Carlos Tapia, entre otros destacados ex futbolistas.

“Locos por el Fútbol” era un éxito cada domingo al mediodía por la pantalla de Canal 13.

Una anécdota desafortunada pero muy recordada, ocurrida en el estadio de Quilmes, para muchos significó el fin de su participación mediática. En aquella ocasión, el equipo del programa disputó un partido ante un combinado de viejas glorias de Independiente. Morales, que solía dar muestras de su habilidad y jugaba con guapeza aún ante los hombres, sin dudas despertó sentimientos machistas del rudo ex zaguero mundialista Pedro Damián Monzón, que sin mediar motivo aparente, le cometió una innecesaria y violenta infracción. Este hecho habría sido decisivo para que Morales fuese retirada del staff del programa.

Por esta violenta entrada, Monzón se convirtió en el primer jugador expulsado en una final mundialista.

Los últimos años de su carrera la encontraron con un elevado promedio de gol, pero debiendo lidiar con sus dolencias de rodilla que le demandó operaciones a las que se sometió por su amor por el fútbol. Si bien para el gran público tuvo un reconocimiento efímero (los 15 minutos de fama que presagiaba Andy Warhol), el fútbol femenino le debe guardar un sitio de honor a la figura pionera de Karina Morales.

*Publicado originalmente en el blog ElFutFem

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s